Noticias

E-learning y b-learning: coincidencias, diferencias y detalles

Publicado por:  | 27 November 2014

El e-learning o aprendizaje electrónico es un término que se refiere a la educación a distancia a través de Internet. Es una formación completamente virtualizada que permite la interacción del usuario con la asignatura mediante herramientas como correo electrónico, foros, mensajería instantánea, redes sociales o plataformas diseñadas específicamente con esa finalidad.

Aunque literalmente el término significaría aprendizaje “mezclado”, el b-learning (blended learning) se refiere al aprendizaje semipresencial. Es un proceso didáctico que conjuga el uso del e-learning con formación presencial.

Sin embargo conviene quedarse con una idea principal: el b-learning no es una mera mezlca de un sistema tradicional con uno moderno. A pesar de su nombre literal, el b-learning puede -y debe- utilizar las tecnologías de la información para sacar el máximo rendimiento de ambos modelos. El resultado obtenido debe ser una formación que facilite tanto la actividad del formador como del alumno, y que viabilice un aprendizaje lo más completo posible.

Ventajas del e-learning

Las ventajas que aporta el e-learning se sustentan en la combinación de los principios pedagógicos con los tecnológicos. Es un apretón de manos entre la tecnología educativa y la tecnología de la información y la comunicación (TIC). Los elementos tecnológicos como el diseño, la posibilidad de personalización, la constante actualización y el fomento de la comunicación potencian en gran medida los aspectos pedagógicos, que trabajan directamente con los contenidos. Las principales ventajas del e-learning, sin embargo, son las que dependen de los elementos tecnológicos:

- Rentabilidad: gracias al ahorro en material didáctico físico y al alojamiento.
- Accesibilidad: los usuarios pueden acceder al contenido desde cualquier punto de conexión a Internet y desde cualquier soporte (ordenador, Tablet, móvil…).
- Flexibilidad: no es obligatorio que haya un grupo mínimo de usuarios para que el servicio funcione.
- Productividad: gracias al aprovechamiento del tiempo que permiten las características anteriores.

Ventajas del b-learning

El principal reto que afronta este modelo es el de encontrar un equilibrio entre la formación virtual y la presencial. Ahí recae también su principal ventaja. La efectividad del aprendizaje es mucho mayor que la del e-learning cuando el equilibrio es adecuado.

El b-learning puede conjugar también el m-learning (movil learning) y el e-tutoring (tutorías). Este último concepto, aunque relacionado con la formación virtual, puede ser aplicado perfectamente en ambientes presenciales.
Además de las ventajas que ofrece el e-learning, el b-learning ofrece los siguientes beneficios:

- Promueve el trabajo en equipo mediante la constante comunicación.
- Reafirma el conocimiento teórico adquirido gracias a la parte práctica.
- Fomenta el trabajo autónomo gracias al refuerzo del e-tutoring.
- Flexibiliza la forma de interiorizar conocimientos por parte del usuario gracias a la variedad de modelos incluidos.